Concretect Logistic

La crisis logística en el sector marítimo de América Latina, no se espera caída en las tarifas de fletes hasta 2023

La crisis logística generada por la pandemia y factores naturales ha afectado a todos los eslabones de la cadena logística, generando falta de espacio en las líneas navieras y aerolíneas y “congestionamiento” en puertos. Lo que ha impactado a importadores y exportadores que se han sufrido largas esperas por sus productos, e incluso pagando hasta el 500% más en fletes provenientes de China. Raúl Saca, jefe de logística para la región de las Américas de DP World, asegura que “mucha de la gente en la industria naviera, que es la que transporta la mayor cantidad de carga, no espera mejoría en los fletes, ni mejoría en [disponibilidad de] espacios hasta el 2023, es una realidad un poco difícil”.

El sector vive desde 2020 momentos desafiantes, dijo Javier Ayala, de la Asociación Salvadoreña de Agentes de Carga y Transitarios (ASAC), dada la escasez de buques y contenedores, el incremento en la demanda de bienes y que por el aumento en volúmenes hay problemas de “congestionamiento” que causan el retraso de las travesías. Todas estas variables generan el encarecimiento de los fletes, pero actualmente es el menor de los problemas.

Aparte de la anticipación y la automatización, como métodos para prever retrasos, Saca explica que “el flete ya es irrelevante, se trata de cuándo me va a llegar la carga porque va a tener que pagar más. Es una cuestión de oferta y demanda: hay mucha demanda de espacio y poco espacio y equipo para moverla”.

Además, se acusan los recargos que se están aplicando por retraso de embarque/desembarque por exportación/importación, los que suman más de US$100 millones.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *